Los Reyes Targaryen: Jaehaerys I

Jaehaerys  llegó  al trono  en  el año  48  DC, en  un  momento  en  que el  reino  había sido  desgarrado  por las ambiciones  de  señores rebeldes,  la furia  del Septón  Supremo  y  la crueldad  de  su  tío, Maegor  I. Coronado  seis años atrás por  el Septón  Supremo  con  la corona de  su  padre. Comenzó  su reinado  bajo  la  regencia  de  su madre,  la reina  viuda Alyssa y  la guía de  Lord  Robar Baratheon, Lord  Protector del Reino  y  Mano  del  Rey  en esos  primeros  años.

Cuando  alcanzó  la  mayoría  de  edad, el rey  se  casó  con  su hermana Alysanne,  siendo  desde el primer  momento  un matrimonio  fructífero.   Aunque  fue  coronado  rey  siendo  joven, Jaehaerys demostró  desde  edad  temprana aptitudes  para  ser  un buen gobernante.  Era un  buen guerrero, hábil  con  la lanza  y  el arco, y  un  caballero  dotado. Era  un  Lord  Dragón, cabalgaba a Vermithor  –  una gran  bestia bronce  y  marrón, el  más grande  que hubo  después  de  Vaghar  y Balerion.  De  mente  decidida, Jaehaerys era un  hombre  sabio  a  pesar  de  su  corta  edad, buscando  siempre  el camino  más pacífico. Alysanne,  su reina, también  era  muy  querida  por  todo  el reino, siendo  a  la  vez hermosa, inteligente,  encantadora  y  amable. Algunos  dicen  que ella gobernó  tanto  como  el  rey,  y  había  algo  de  verdad en ello. Fue  por petición  suya que  el rey  Jaehaerys  abolió  el derecho  de pernada,  a pesar de  que  muchos señores disfrutaban  celosamente de  ello.  Y  la  Guardia de  la Noche  cambió  el nombre  de  uno  de sus  castillos (Puerta  de  la  Nieve)  por  Puerta  de  la Reina en  su honor, en  agradecimiento  por  el  tesoro  en  joyas que  les  había dado  para  pagar la  construcción  de  un  nuevo  castillo  en el lago para  reemplazar  el  enorme  y  ruinoso  Fuerte  de la Noche y por su papel en la adjudicación del Nuevo Agasajo.

DE  LA  HISTORIA  DEL  ARCHIMAESTRE  GYLDAYN 

El Gran  Torneo  celebrado  en  el 98  DC en  Desembarco  del Rey para  celebrar  el quincuagésimo  año  de  reinado del rey  Jaehaerys, seguramente  alegró  el corazón  de  la reina, así  como  el de  todos sus hijos  supervivientes, nietos  y  su  bisnieta,  con  quienes compartieron  las  celebraciones. No  se  habían  visto  tantos señores  de  los dragones  juntos desde antes  de  la  Maldición  de Valyria. La justa  final, en  la que  los Guardias  Reales  Ser  Ryam Redwine  y  Ser  Clement  Crabb  rompieron  treinta  lanzas antes  de que  el rey  les proclamara campeones a  ambos y  fuera  declarada la mejor justa  nunca vista  en  Poniente.

Durante  los  cuarenta  y  seis  años que  el  rey  y  la  reina  estuvieron casados,  fueron  un  matrimonio  feliz, con  hijos y  nietos  en abundancia.  Se  registraron  dos  distanciamientos  entre  ellos, pero no  duraron  más de  un  año  antes de  que  la pareja  reanudase  su amistosa relación.

La Segunda Pelea,  sin embargo,  es  necesario  destacarla,  ya que  se debió  a  la decisión  de  Jaehaerys  en 92  DC de  pasar  por  encima de  su nieta  Rhaenys  (hija  de  su difunto hijo  mayor  y  heredero, el príncipe  Aemon)  a  favor  de  su  segundo  hijo, Baelon  el Valiente,  a quien  quería otorgar  Rocadragón  y  claramente,  el  trono. Alysanne no  vio  ningún  motivo  por  el que  un  hombre  debiera verse  más favorecido  que  una mujer  y  que  si  Jaehaerys  pensaba de  otra forma,  entonces no  iba  a  necesitarla más. Con  el  tiempo, lograron reconciliarse,  pero  el rey  sobrevivió  a  la  reina  y  se  dice  que durante  el  tiempo que  lo  hizo, el dolor de  su partida se  cernía sobre  la corte  como  un  manto.

SI  Alysanne  fue  el amor de  su vida, su  mejor  amigo  fue  el septón Barth. Ningún  hombre  con  un  nacimiento  tan humilde,  se  elevó tanto  como  el franco  y  brillante  septón. Era  hijo  de  un  herrero común. Se encaminó  hacia  la Fe en  su  juventud  y  con  el  tiempo llegó  a servir en la  biblioteca  de  la  Fortaleza Roja, atendiendo  los libros y registros del rey. Fue  ahí  donde  Jaehaerys  le  conoció  y pronto  fue  nombrado  Mano  del Rey.

Muchos señores de  antiguo  linaje  miraban  con  recelo  –  y  el Septón  Supremo  dijo  mostrarse  preocupado  por las preguntas que surgieron  acerca  de  su  ortodoxia  –  pero  Barth  demostró  que  se equivocaban. Con  su ayuda y  asesoramiento, el rey  Jaehaerys hizo más reformas  en el  reino  que  cualquier otro  rey  anterior  o posterior.  Su  abuelo,  el rey Aegon  el  Conquistador, había dejado los Siete  Reinos  en manos de  la tradición  y  los caprichos locales, Jaehaerys  creó  el  primer  Código  Unificado, de  manera que  desde el Norte  hasta  las Marcas de  Dorne,  todo  el reino  compartía la misma  ley. También  hizo  grandes  obras para mejorar  la  ciudad, con  un  sistema de alcantarillas, desagües  y  pozos, debido  a  la importancia que  Barth  daba  a separar  el agua dulce  y  del lavado, de los despojos  y  desperdicios,  por  la  salud  de  la  ciudad. Por  otro lado,  el Conciliador inició  la  construcción  de  una red de  caminos que  un  día  uniría Desembarco  del Rey  con  el  Rejo, las Tierras de la Tormenta, las  Tierras del Oeste,  las  Tierras  de  los Ríos, e  incluso el norte, para  tejer una red que  hiciera  más fácil a los habitantes del reino  viajar  entre  las regiones. El Camino  Real fue  el  más grande de  estos caminos, llegando  a  cubrir  cientos  de leguas, hasta  el Castillo  Negro  en  el  Muro.

Jaehaerys I

Sin  embargo, el  logro  más importante  de  Jaehaerys  y  el septón Barth fue la  reconciliación  con  la Fe. Los Clérigos Humildes  y  los Hijos del  Guerrero  ya no  eran  cazados como  en  la  época  de Maegor,  a  pesar  de  estar muy reducidos  por haber  sido  proscritos por este,  y  seguían  inquietos por restaurar sus órdenes. Un problema más apremiante  era el  problema de  la Fe  para  juzgar con equidad,  y  muchos  señores  se  quejaban  de  septones sin escrúpulos  y  septones  enriqueciéndose  con  sus propiedades. Algunos consejeros instaron  al  viejo  rey  a hacer  frente  a  estos problemas  y  acabar  de  una  vez por todas  con  las  órdenes militantes,  ya que  su fanatismo podría  devolver  el reino  al  caos.

Otros se  preocupaban  más por garantizar  que  los septones respondiesen ante la misma justicia que  el resto  del  reino. Pero Jaehaerys mandó  al septón  Barth a  Antigua para hablar  con  el Septón  Supremo  y  allí  comenzó  a  forjarse  un  acuerdo  duradero. A cambio  de  que  los últimos restos de  las Estrellas  y  Espadas depusieran  sus armas  y  que  los  miembros la de  fe  se  sometiesen a la  misma  justicia que  el reino,  el Septón  Supremo  recibió  la promesa de que  la  corona siempre  protegería  y  defendería la Fe. De  ese modo,  el cisma  entre  la corona y  la Fe  fue  subsanado.

Por  todo  esto,  el problema  más importante  en  los últimos años del reinado  de  Jaehaerys  fue  el hecho  de  que hubiese  demasiados sucesores  al trono.  La  mala  suerte,  había dejado  al rey  sin heredero  claro  en dos ocasiones tras la muerte de Baelon el Valiente en el 101 DC.

Para poner  en orden el asunto  del  heredero  y  otros problemas de los  señores  del  reino,  Jaehaerys reunió  el Primer  Consejo  Magno ese  mismo  año.  Y  todos  los señores  del reino  fueron.

El único  lugar que  podía dar cabida a  tanta  gente  era  Harrenhal y allí  se  reunieron. Señores,  grandes  y pequeños, llegaron  con  su séquito  de  vasallos, caballeros,  escuderos,  mozos  y  sirvientes. Y detrás de  ellos llegaron  aún  más  seguidoras de campamento, lavanderas, herreros,  vendedores  ambulantes y  carreteros. Miles de  tiendas  de  campaña se  alzaron  en  forma de  lunas hasta convertir la  ciudad  castillo  de  Harrenton  en  la cuarta  más grande del reino. En  este  concilio,  nueve  candidatos fueron  valorados  y desechados, dejando  solo dos candidatos al  trono:  Laenor Velaryon, hijo  de  la  princesa Rhaenys (hija  del hijo  mayor de Jaehaerys, Aemon)  y  el príncipe  Viserys, hijo  de  Baelon  el Valiente y  la  princesa  Alyssa.

Cada  uno  tenía sus  méritos,  la primogenitura  favorecía a  Laenor, mientras que  la proximidad  favorecía a  Viserys, que  también  fue el último príncipe Targaryen en  montar a  Balerion  antes de  su muerte  en  el  94  DC.   Laenor  había adquirido  recientemente  un dragón, que  nombró  Seasmoke,  convirtiéndose  así en  Lord Dragón. Pero  a  muchos señores  del  reino  lo  que  les  importaba era la prioridad  de  la línea  masculina sobre  la femenina, por no mencionar  que  Viserys  era  un  príncipe  de  veinticuatro  años, mientras que  Laenor  era  un  niño  de  siete. Aun  así, Laenor  tenía algo  más de  su parte,  era hijo  de  Corlys Velaryon, la  Serpiente  del Mar,  el  hombre  más rico  de  los  Siete  Reinos  y  primer  Lord Comandante  de  la Guardia Real,  aunque  su fama no  le  venía de la destreza  con  las  armas, sino  de  los innumerables viajes que  había realizado  a  través  de  los  mares  del  mundo en busca de  nuevos horizontes. Era un  descendiente  de  la familia Velaryon, una  familia antigua  e  ilustre proveniente  de  Valyria, que  había llegado  a Poniente  antes que  los  Targaryen (en  eso  las historias  están  de acuerdo)  y  que  a  menudo  había proporcionado  el grueso  de  la flota  real.  Tantos  Velaryon  habían  servido  en  el cargo  de Almirante  y  Lord  de  la Marina que  casi se  consideraba un  cargo hereditario.

Lord  Corlys Velaryon  había  viajado  mucho,  tanto  al norte  como al sur,  y  cuentan  que  una vez buscó  llegar  al norte  de  Poniente, pero  solo  encontró  mares helados  e  icebergs gigantes por lo  que regresó  en su nave,  el Lobo  de  Hielo.  Pero  la  mayor parte  de  sus viajes  los hizo  en  la  Serpiente  de  Mar,  nombre  por  el que  más tarde sería conocido.  Muchos  barcos ponientes  habían  navegado hasta  Qarth para  comerciar con  seda y  especias pero  no  se atrevían  a  ir  más allá.  Lord  Velaryon  navegó  hasta  las legendarias tierras de Yi-Ti y  Leng,  cuyas riquezas duplicaron  las de  la casa Velaryon  en  un  solo  viaje. Nueve  grandes  viajes  se  hicieron sobre la Serpiente  de  Mar, y  en  el último, Corlys  llenó  la bodega del barco  con  oro  y  compró  veinte  naves  más  en Qarth, cargándolas con  especias,  elefantes  y  la seda  más fina. Algunos se  perdieron  y los  elefantes  murieron en el  mar (de  acuerdo  a  lo  que  dice  el maestre  Mathis  en  ‘Los  nueve  viajes’), pero  la riqueza aumentó, haciendo  a  los  Velaryon  los  más  ricos del reino,  por  encima de los Lannister  y  los  Hightower  durante  un tiempo.
Corlys  Velaryon  se  convirtió  en  señor  después  de  la  muerte  de su abuelo  y  usó  la  riqueza para levantar un nuevo  asiento,  Marea Alta,  para  reemplazar  el húmedo  y  estrecho  castillo  de Marcaderiva  y  dar  un  nuevo hogar al trono  de  Marcaderiva, entregado  a  los Velaryon  por  el rey  Merling  para  concluir un pacto. El  comercio comenzó  a  fluir hacia  y  desde  Marcaderiva  a las  ciudades  de  Hull  y  Spicetown, convirtiéndose  en el puerto principal de la Bahía del Aguasnegras y superando a Desembarco del Rey durante un tiempo.

DE  LA  HISTORIA  DEL  ARCHIMAESTRE  GYDAYN

A los  ojos de  muchos,  el Gran  Consejo  del 101  DC  estableció  un precedente  en materia  de  sucesiones, independientemente  de  la antigüedad, el Trono  de  Hierro  no  podría  pasar  a  una  mujer,  ni  a través  de  una mujer  a  sus descendientes  masculinos.

Su  fama,  su reputación  y  su  fortuna fueron  una razón  de  peso para  que  Laenor heredase  el trono. Así  como  el apoyo  de Boremund  Baratheon  y  Lord  Ellard  Stark,  Lord  Blackwood, Ser Bar Emmon  y  Lord  Celtigar,  pero  eran demasiado  pocos. La marea estaba  en su contra  y  aunque  los  maestres nunca sacaron  a  la  luz el número  de votos,  se  dice que  fue de  doce  a  cuarenta a  favor del  príncipe  Viserys. El rey, que  no  estuvo  presente  en las últimas deliberaciones,  nombró  a  Viserys príncipe  de  Rocadragón.

En sus últimos  años,  el rey  Jaehaerys  nombró  como  Mano  a  Ser Otto  Hightower  y  este  se  llevó  a  su familia a Desembarco  del Rey. Entre  ellos, se  encontraba Alicent,  una joven  inteligente  de quince  años que  se  convirtió en compañera  de  Jaehaerys a  su edad.  Le  leía, iba a  buscar sus comidas e  incluso  le  ayudaba  a bañarse  y vestirse. Se  dice que  a  veces el rey  pensaba que  era una de sus propias hijas.  Algunos  murmuraban  que  ella  era su amante.

El rey  Jaehaerys, primero  de  su nombre, conocido  como  el Conciliador y  el Viejo  Rey  (siendo  el  único gobernante  que  había vivido  tantos  años),  murió  pacíficamente  en su cama  el año  103 DC,  mientras que  lady Alicent leía  para  él  la ‘Dragones,  anfípteros y guivernos. Historia  antinatural’  de  su  amigo  el septón  Barth. Tenía setenta  y  nueve  años  a  su  muerte  y  había gobernado sabiamente  durante  cincuenta  y  cinco.  Poniente lloró  y  se  afirmó que  incluso  en  Dorne  los hombres  lloraban  y  las  mujeres rasgaron  sus vestiduras en  lamento por un  rey  que  había  sido  tan justo  y  bueno. Sus cenizas fueron  enterradas con  las de  su amada, la  Bondadosa Reina  Alysanne, bajo  la Fortaleza Roja. Y  el reino nunca vio  otro  como  él.

LOS  HIJOS  DE  JAEHAERYS  I,  EL  CONCILIADOR  Y  LA  BONDADOSA  REINA  ALYSANNE  QUE  VIVIERON  HASTA  LA EDAD  ADULTA

  • PRINCIPE  AEMON:  Murió  en  la batalla contra los piratas de  Myr que  se  habían  apoderado  de  la  parte  oriental de  Tarth.
  • PRINCIPE  BAELON  (Llamado  Príncipe  Primavera por la  fecha  de  su  nacimiento  y  también  Baelon  el Valiente):  Cuando  el septón  Barth falleció  durmiendo  en el  99  DC,  el famoso  caballero  de  la Guardia  Real,  ser Ryam  Redwyne  fue  hecho  Mano.  Pero  su  valor  y  destreza con  la espada  y  la  lanza resultaron  no  ser igualados por su habilidad  para  gobernar.  Baelon  lo  siguió  como  mano  menos de  un  año  después,  y  lo  hizo  de  manera admirable.  Pero  mientras cazaba en  101  DC,  el príncipe  Baelon  se  quejó  de  fuerte  dolor en  un  costado  y  murió a los pocos días  de  ‘vientre  reventado’  (es  la traducción  literal  y  creo  que  quiere  decir apendicitis).
  • ARCHIMAESTRE  VAEGON  (conocido  como  el  SinDragón):  fue  entregado  a  la  Ciudadela desde una  edad temprana  y  mantuvo  el anillo, la  varilla  y  la  máscara  de  oro  amarillo  cuando  se  convirtió  en Archimaestre.
  • PRINCESA  DAELLA:  Casada  con  Lord  Rodrik  Arryn  en el  80  DC,  murió  al  dar a luz  su  única hija, Aemma
  • PRINCESA  ALYSSA:  Esposa  de  Baelon  el  Bravo:  dos  de  sus hijos llevarían  corona.
  • PRINCESA  VISERRA:  prometida a  Lord  Manderly  de  Puerto Blanco, solo  para  morir por accidente  poco después. Era una dama de  espíritu  salvaje  que  se  cayó  de  un  caballo  mientras  cabalgaba borracha  por las  calles de  Desembarco  del  Rey.
  • SEPTA  MAEGELLE:  Entregada a  la Fe,  creció  hasta  ser  una septa  conocida por  su  compasión  y  su don  para  la curación. Fue  la  principal causa de la reconciliación  del viejo  rey  y  la  reina Alysanne  en el  94  DC, tras la segunda pelea. Cuidó  a los niños  afectados  de  la ‘Escala  de  Grises’,  pero  se  contagió  de  la  enfermedad  y  murió  a  causa de  ella  en el  96  DC.
  • PRINCESA  SAERA:  aunque  fue  entregada  a  la Fe  como  su hermana Maegelle, no  poseía  el  mismo  carácter  y  se escapó  de  la  casa  madre  aun  siendo  una novicia y  cruzó  el  Mar  Angosto. Vivió  en  Lys por un  tiempo  y  luego  fue a la vieja  Volantis, donde  acabó  sus días como  dueña  de  una casa  de  placer.
  • PRINCESA  GAEL  (llamada niña de invierno):  Simple  de  mente,  pero  muy  dulce,  era la más querida de  la reina. Desapareció  del  panorama  en 99  DC, supuestamente  muriendo  por una fiebre de  verano,  pero  en  realidad  se ahogó  a  si  misma en  el Aguasnegras después  de  haber  sido  seducida y  abandonada por un  juglar, dejándola con nada más que un bastardo en su barriga.

Recordad que podéis suscribiros al blog y además seguirme por redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

Tumblr

¡Valar Morghulis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s