¿Qué habría pasado si…?

Imaginemos durante un instante que la primera parte de la profecía de Maggy La Rana no se cumple. Que cuando una joven Cersei le pregunta si se casará con el príncipe, esta le conteste que lo hará con el rey. Y que NO se cumple.

Sigamos pensando que Cersei creció en un ambiente o época donde todos hablaban de la gloria del príncipe Rhaegar. De lo buen músico que era, de lo apuesto y gallardo. Y que esa pelota iba haciéndose más y más grande a medida que pasaban los días en la vida de Cersei Lannister.

Tywin Lannister (todavía sigo sin comprender cómo estaba tan seguro de que Aerys Targaryen diría que sí tras tantos choques que hubo entre ellos (tema Joanna, entre otros), le dice a su hija que está prometida a Rhaegar Targaryen, primogénito y heredero de Aerys. Y Cersei empieza a ilusionarse, a pensar en la suerte que ha tenido de ser ella la esposa de semejante dios.

young-cersei

Joven Cersei

Comienza a hablar con su mejor amiga, Melara Hetherspoon, de cómo será su vida una vez se case con él. Imaginas entonces la ilusión de su voz, el brillo de sus ojos, el temblor de las palabras que salen de sus labios al saberse tan afortunada. E imaginad, también el fervor de verse a su lado, en el trono, algún día.

¿Pensáis, tal vez, que ese afán de Cersei a pesar de ser tan joven, era únicamente por el poder que ostentaría al ser su esposa?

Porque creo que era un poco de ambas partes. Sí, siempre ha ansiado el poder, en ocasiones vivir en una familia adinerada es lo que tiene. Creces rodeada de lujos y hay quienes sólo quieren optar a más. ¿Y qué hay por encima de la familia más rica de los Siete Reinos? Tan sólo una cosa: reinar.

Pero también sentía ilusión ante la boda no por el poder que conllevaba, sino porque realmente QUERÍA conocer a Rhaegar. Y no sólo físicamente hablando, sino que quería saber todo de él. La sangre Targaryen corría por sus venas y ellos eran una famila distinta a la de todos. Cersei quería formar parte de esa familia, de esa vida rodeada de leyendas, dragones y héroes.

El mundo de Cersei se rompe

Todos sabemos qué ocurrió después: como era de esperar Aerys rechaza el matrimonio entre su hijo Rhaegar y Cersei, alegando que un príncipe (el futuro rey) no puede o no debe casarse con la hija de un sirviente. También somos conscientes que eso provocó el fin definitivo entre Tywin y Aerys, rechazando su puesto como Mano del Rey y volviendo a su hogar, Roca Casterly.

Pero no fue eso lo único que se rompió: el mundo de Cersei también lo hizo. Estaba preparada, su alma y corazón lo estaban, probablemente había pensado qué haría cuando fuese reina y qué tipo de reina sería. ¿Se parecería a lo que finalmente se ha convertido? Siempre nos quedará esa duda.

¿Ahogaría Cersei sus lágrimas en su interior? Una leona de Roca Casterly así lo haría, una joven adolescente probablemente no fuese capaz.

Su sorpresa llegó cuando Robert Baratheon venció a Rhaegar en el Tridente, matándolo. Por entonces él estaba casado hacía años con Elia Martell, de Dorne, aunque era un rumor a gritos que Rhaegar le era infiel con Lyanna Stark.

budkllycqaiaxt3

Lyanna, Cersei y Elia

¿Sentiría Cersei celos de la joven loba? Los Lannister consideraban a cualquier persona que no fuera miembro de su familia, inferior. Tal vez pensase de Lyanna que cómo fue capaz de cometer semejante acto más ay, ¿qué habría hecho ella en su lugar? ¿Decir que no a Rhaegar? Lo dudo.

“Tuvo que ser la locura lo que llevó a Aerys a rechazar a la hija de Lord Tywin y quedarse con su hijo en su lugar, y además casar a su propio hijo con una débil princesa dorniense de ojos negros y pecho plano. Pese a los años transcurridos, el recuerdo del rechazo la seguía irritando. Más de una noche había observado al príncipe Rhaegar en la sala, tocando el arpa de cuerdas plateadas con aquellos dedos tan largos y elegantes. ¿Habría hombre más hermoso?

«Pero era más que un hombre. Su sangre era la sangre de la antigua Valyria, la sangre de los dioses y los dragones.»

Cuando apenas era una niña, su padre le había prometido que se casaría con Rhaegar. Ella no tendría más de seis o siete años.

—No se lo digas a nadie, pequeña —le dijo con aquella sonrisa secreta que sólo Cersei llegaba a ver—. Guarda silencio hasta que Su Alteza acceda al compromiso. Por
ahora será nuestro secreto.

Y así había sido, aunque en cierta ocasión se dibujó a sí misma montada en un dragón, detrás de Rhaegar, con los brazos en torno a su pecho. Cuando Jaime vio el dibujo le dijo que representaba a la reina Alysanne y el rey Jaehaerys. Tenía diez años cuando por fin vio al príncipe en persona, en el torneo que ofreció su señor padre para darle la bienvenida al Oeste al rey Aerys. Se habían erigido gradas para los espectadores ante los muros de Lannisport, y las aclamaciones de sus habitantes retumbaban como un trueno en Roca Casterly.

«Aplaudieron a mi padre el doble que al Rey —recordó la Reina—, pero sólo la mitad de lo que aplaudieron al príncipe Rhaegar.»

A sus diecisiete años, recién armado caballero, Rhaegar Targaryen lucía una coraza negra por encima de la cota de malla dorada cuando entró en las lizas. Largos gallardetes de seda roja, dorada y anaranjada colgaban de su yelmo y ondeaban como llamas. Dos tíos de Cersei cayeron ante su lanza, al igual que una docena de los mejores justadores de su padre, la flor y nata del Oeste. De noche, el príncipe tocaba su arpa plateada y la hacía llorar. Cuando se lo presentaron, Cersei estuvo a punto de ahogarse en la profundidad de sus tristes ojos color violeta.

«Le han hecho daño —recordó haber pensado—, pero cuando estemos casados, yo aliviaré su dolor. —Comparado con Rhaegar, hasta el apuesto Jaime parecía un crío inexperto—. El príncipe va a ser mi esposo —había pensado, ebria de emoción—, y cuando muera el viejo rey, yo seré la reina.» Su tía se lo había dicho antes del torneo.

—Tienes que estar más bonita que nunca —le dijo Lady Genna al tiempo que le colocaba bien el vestido—, porque en el último banquete se anunciará tu compromiso con el príncipe Rhaegar.

¡Qué feliz había sido aquel día! De lo contrario no se habría atrevido a visitar la carpa de Maggy la Rana. Sólo lo hizo para demostrarles a Jeyne y a Melara que las leonas no tenían miedo de nada.

«Iba a ser reina. ¿Qué podía temer una reina de una vieja repulsiva?» El recuerdo de la profecía todavía le erizaba el vello, y eso que había transcurrido toda una vida.

«Jeyne salió de la carpa corriendo y llorando —recordó—, pero Melara se quedó, y yo también. Le dejamos probar nuestra sangre y nos reímos de sus tontas profecías. Nada de lo que decía tenía sentido.» Dijera lo que dijera la vieja, ella iba a ser la esposa del príncipe Rhaegar. Su padre se lo había prometido, y la palabra de Tywin Lannister valía tanto como el oro.

Sus risas murieron al final del torneo. No hubo banquete final, ni brindis para celebrar su compromiso con el príncipe Rhaegar; sólo silencios fríos y miradas gélidas entre el Rey y su padre. Más tarde, cuando Aerys y su hijo partieron con todos sus galantes caballeros hacia Desembarco del Rey, la niña acudió a su tía deshecha en lágrimas, sin entender nada.

—Vuestro padre propuso el enlace —le dijo Lady Genna—, pero Aerys se negó: «Eres mi mejor sirviente, Tywin, pero nadie casa a su heredero con la hija de su sirviente», le dijo el Rey. Sécate esas lágrimas, pequeña. ¿Alguna vez has visto llorar a un león? Tu padre te buscará otro hombre, y será mejor que Rhaegar.

Pero su tía le mintió, y su padre le había fallado, igual que Jaime le fallaba entonces.

«Mi padre no me buscó un hombre mejor. Me entregó a Robert, y la maldición de Maggy desplegó sus pétalos como una flor envenenada. —Si se hubiera casado con Rhaegar, como era intención de los dioses, él ni siquiera se habría fijado en la loba—. De lo contrario, hoy Rhaegar sería nuestro rey, y yo, su reina, la madre de sus hijos.”

¿Qué habría pasado si….?

Tras leer todo lo acontecido, es hora de imaginar qué habría pasado si nada de lo escrito hubiera ocurrido.

  • Aerys no rechaza la unión entre su hijo y Cersei: ¿le habría sido infiel de igual forma con Lyanna Stark? Elia de Dorne era una mujer enfermiza, delicada. Cersei no habría sido nada de todo eso. ¿Habría podido suplir las carencias de Rhaegar y complementarlo?
  • Reina junto con Rhaegar: supongamos que no hay obviamente Rebelión de Robert y que sea como sea Rhaegar reina. Bien por muerte de su anciano padre o bien porque tal y como sabemos, planeaba derrocarlo. La cuestión es que él es rey y Cersei reina a su lado. ¿Qué clase de reina habría sido? ¿Habría sufrido en su matrimonio de otras formas?  ¿Se habría convertido en una reina justa o simplemente habríamos atrasado un poco la Cersei que conocemos?
lannister_cersei_jaime_p

Jaime y Cersei

  • Hijos legítimos: si tanto deseaba casarse con Rhaegar y finalmente lo habría conseguido, ¿sus hijos serían legítimos o habría acabado con Jaime de igual forma? Rhaegar no era Robert, de ser así se habría dado cuenta y con un fin que no quiero imaginar para Cersei y su hermano gemelo. Aunque, poniendo un voto de confianza en Cersei, tal vez la infidelidad no habría tenido lugar. Y sus hijos habrían sido legítimos.
  • Educación: Joffrey, Myrcella y Tommen no habrían existido, al menos no iguales físicamente hablando. Otros hijos ocuparían su lugar. ¿Qué educación habrían tenido?  Rhaegar no era un hombre que desatendía a sus hijos ni mucho menos. Ya sólo por la obsesión de la profecía se preocupaba de su bienestar. Siendo así posiblemente estos niños/as habrían crecido creyéndose especiales y, a lo mejor, igualmente insoportables como Joffrey.
  • Suya es la Canción de Hielo y Fuego: Cersei y Rhaegar tienen hijos, no existe Elia Martell (Ni Aegon, ni Rhaenys, nada), cabe la posibilidad por ínfima que sea de que Lyanna tampoco. ¿Cual de los hijos de ambos habría creído Rhaegar que es el Príncipe que Fue Prometido? ¿Habría llegado Rhaegar hasta su senectud viendo cumplir o intentando cumplir la profecía? ¿Y qué me decís de Cersei? Porque si Rhaegar tenía obsesión por esa profecía, Cersei le habría superado con creces.

 

¿Que creéis que habría pasado si nada de lo que realmente ocurrió, hubiese ocurrido? ¿Qué teorías tenéis? Responded justo aquí debajo, en el cajón de comentarios, con Facebook o Twitter.

Además ya sabéis que podéis suscribiros al blog y recibir las actualizaciones en vuestro correo electrónico. Uniros también a la comunidad Universo Canción de Hielo y Fuego en redes sociales.

Facebook

Twitter

Instagram

Podéis leer más cosas de Canción de Hielo y Fuego entrando en las categorías de Teorías y Personajes.

¡Valar Morghulis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s